3 formas de comer sano y barato

¿Comer sano y barato es posible? Totalmente Y para estrenar mi sección de cocina te lo voy a demostrar. No hace falta tener una madre, un marido a una novia en la cocina para poder comer como un Rey….

Lo único que necesitas para poder comer sano y barato es… ¡Organización! Aparca la freidora, olvídate de los precocinados y borra esa app de comidas para llevar porque te voy a enseñar tres formas de comer sano y barato.

Cocina rápido

Es fácil pensar que las ollas a presión son «para viejas»… Y no es mentira. Pero ¿Quién cocina mejor que las mujeres mayores? Nadie. Yo descubrí la cocina con olla express hace años y te prometo que, una vez que aprendes a manejarla, no hay vuelta atrás. Da igual el tipo de comida que te gusta o la dieta que estás llevando; La olla a presión puede con todo:

Guisos de ternera, estofados o lentejas para los de paladar tradicional… Sopas picantes, ensaladas de legumbres, arroces o curry de verduras para los veganos… La olla express lo hace todo. ¿Crees que no tienes tiempo para comer sano y barato? Pues piensa otra vez porque con una olla a presión puedes hacer cualquier comida en menos de 30 minutos. En menos de lo que tarde el repartidor de Glovo en traerte esa pizza guarra que no te nutre una mierda, puedes tener un plato supersabroso hecho. Y por mucho menos dinero.

consejos para comer sano y barato

Cocina lento

¿Llegas agotado de trabajar y no te apetece nunca meterte a la cocina? Voy a darte otra opción que es casi igual de maravilloso que tener a una madre en casa cocinando por ti; La olla lenta. Supongamos que entras a trabajar a las 10 de la mañana y no vuelves a casa hasta las 10 de la noche. Te va a dar mucha pereza ponerte a cocinar, las tiendas ya están cerradas y te has jodido a ti mismo. Inserta la olla lenta:

Coges tu olla lenta, la pones en la cocina (o cualquier otro rincón de la casa si estás viviendo en un espacio compartido), le echas los ingredientes de tu receta favorita, la enchufas y te vas. Punto. A la olla lenta no hay que supervisarla, no puede explotar y no tienes que hacer nada más. Cuando vuelves a casa agotado después de horas trabajando o estudiando, tienes la comida recién hecha y caliente, lo único que tienes que hacer es llenarte el plato y nutrirte como un campeón. ¡WIN!

Cocina en bulto

Como ultima opción tienes el meal prep o batch cooking. SI has hecho alguna dieta o llevas tiempo viviendo solo habrás oído hablar ya de este estilo de cocina. Básicamente coges el domingo (o en tu día libre) y preparas una semana entera de comidas, las divides, las echas a tupperwares y las guardas en nevera o congelador. BOOM: Comidas hechas para toda la semana.

Si no te da miedo pringar un poco el batch cooking es una forma magnífica de controlar las calorías y los macronutrientes que comes. Solo hay dos pequeños inconvenientes; Necesitas bastante equipo de cocina (ollas grandecitas, utensilios y tupperwares para guardar las comidas) y planificar bastante de antemano. Mirando el lado positivo de esto, el meal prep es una de las formas más económicas de cocinar para hombres que viven solos: Cuando llegas a casa te sacas el tupper de la nevera y BOOM comida deliciosa sin esfuerzo.

Ya lo sabes Jefe, si no estás comiendo sano y barato: es porque no quieres. Dejo la sección de comentarios abierta para que me cuentes como te organizas para cocinar y comer sin volverte loco. Xao!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *